Los alumnos de Infantil del Colegio Peñalvento trabajan la psicomotricidad

14 Mayo 2019
Categorías: 
Infantil

Para el Colegio Peñalvento la psicomotricidad tiene un papel fundamental  en la educación  integral de nuestros alumnos de Educación Infantil, ya que ésta influye directamente sobre su desarrollo intelectual, afectivo y social y desempeña un papel fundamental en sus primeros años de vida.

 

De esta forma, nuestros alumnos cuentan con módulos específicos en los que se pretende que los más pequeños adquieran nociones como el conocimiento del propio cuerpo, que no tengan miedo a las actividades que requieren del equilibrio, el control de su espacio o la organización del esquema corporal.

 

Por ello, trabajamos la motricidad gruesa, una de los dos tipos de habilidades motoras que deben aprender los niños durante su desarrollo, y que tiene que ver con los movimientos que utilizan músculos de gran tamaño, como los de los brazos, las piernas o el torso.

 

La importancia de la psicomotricidad durante los primeros años es fundamental, ya que el aprendizaje se produce a través del movimiento, y a partir de ella, el niño es capaz de adquirir nociones espaciales o temporales relativas a su cuerpo y a los objetos, o a situaciones que le facilitan la adquisición de nuevos aprendizajes.

 

Así, desarrollamos a través del cuerpo y del movimiento las posibilidades motrices, expresivas y creativas que pueden alcanzar; ya que por medio de la psicomotricidad se favorece la comunicación, el conocimiento y la creatividad.

 

Desde el Colegio Peñalvento consideramos fundamentales este tipo de actividades, ya que a través de las mismas son capaces además de aprender otro tipo de conceptos abstractos: nociones espaciales, temporales, otros relacionados con las matemáticas como los cuantificadores, las formas o las figuras geométricas; y entre otras estrategias, la mejor manera de aprenderlo es mediante la experiencia y la vivencia con el propio cuerpo.